Octubre 2017
L M X J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Mas Información

  • Actividad Comercial

siguenos en facebooksiguenos en Youtube
siguenos en Google+siguenos en Twitter

 

 

Enlaces

Otros enlaces:

Noticias

Menos de 50% de cereal y el maíz y girasol, en jaque por daños de fauna

 

La cosecha de cereal en la provincia de Guadalajara ha finalizado cumpliéndose las malas previsiones que se temían a principios de las labores de recogida.

Desde APAG se calcula que la reducción de cosecha ha sido superior al 50%, debido a las condiciones climatológicas adversas: sequía, hielo y pedrisco.

Los rendimientos por hectárea en cereal se sitúan entre 1.000 y 1.500 kg., frente a los 3000-3500 de un año normal.

Por cultivos, los trigos y cebadas de las zonas más tempranas han sido los mejor parados, pero a medida que se ha ido entrando en la provincia, los resultados son peores. En las comarcas más tardías, como Sigüenza y Molina de Aragón, las heladas de primaveras se unieron a los problemas de sequía.

En colza, después de la extraordinaria cosecha de la campaña anterior, este año los rendimientos se han reducido a 1.200-1.500kg/ha. y la cosecha ha sido mala, si bien los precios se mantienen más o menos como el año anterior. 

Los precios en cereal continúan bajos, aunque ligeramente superiores a los de la pasada campaña.

Los daños de fauna harán el resto

En cuanto a los cultivos de primavera, –girasol y maíz– cuyas perspectivas son buenas, la fauna silvestre, fundamentalmente corzos y jabalíes- está provocando graves daños en las parcelas. Estos cultivos se beneficiaron de las lluvias de Julio y tuvieron muy buena nascencia, pero el problema de la fauna les está afectando de manera importante con daños de hasta el 100% en algunas parcelas. De hecho Agricultura ya está autorizando la entrada con perros (sin arma) en las parcelas, para ahuyentar a esos animales.

APAG insiste en que es necesario controlar la superpoblación de fauna silvestre y la única manera es eliminar el exceso de animales; algo que si no hacen los cotos por si solos, la Administración deberá obligarles a mantener las densidades adecuadas, como ya están haciendo otras comunidades autónomas.

Daños de conejos en viña

En la zona sur de la provincia la superpoblación de conejos está afectando ahora a las viñas. Es el caso de Víctor Mendoza, agricultor de Albares, que lleva tres denuncias ante el Juzgado al coto de su localidad, por los daños ocasionados en su viña por los conejos, sin que hasta la fecha haya cobrado ni un euro de indemnización. De las 600 cepas que tenía, ya no llegan ni a 300, a pesar de las medidas disuasorias, como el vallado de la viña o los focos con sensores de movimiento que ha colocado.

Hace tres años repuso 200 cepas y se las comieron todas. 

Víctor asegura que no sólo se comen las uvas, sino que también arruinan las cepas, al comerse las yemas que ya no retoñan y se mueren. “cada vez que voy a la viña  me llevo un disgusto, asegura, la tengo machacada, como si fuera un campo de ovejas, es una pena”.