Septiembre 2019
L M X J V S D
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

Mas Información

  • Actividad Comercial

siguenos en facebooksiguenos en Youtubesiguenos en Twitter

 

 

Enlaces

Otros enlaces:

Noticias

Castilla-La Mancha crea la Red de Alimentación de Especies Necrófagas

El Consejo de Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha aprobado un Decreto para regular la alimentación de aves carroñeras, en el que se recoge la creación de una “Red de Alimentación de Especies Necrófagas”, con el fin de facilitarles el alimento en las zonas donde su falta de disponibilidad esté llevando al declive a las poblaciones de estas especies.

Por ello, y para evitar que las poblaciones de necrófagas se vean abocadas a una dura disminución, se crean "Zonas de protección”“ en las que determinadas explotaciones de ganado extensivo serán autorizadas a dejar sus animales para que sirvan de alimento a dichas especies.

Por otro lado, se crea la nueva “Red de muladares” de Castilla-La Mancha, que servirán de alimento para aquellas zonas donde con las explotaciones existentes no se alcance el nivel de alimentación deseado.

APAG analizará el Decreto

La Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos APAG-Asaja Guadalajara ha participado en la reuniones con los técnicos de la Consejería de Agricultura en la que se ha presentado el borrador de este Decreto que regula la creación de esta red de alimentación de aves necrófagas en Castilla-La Mancha y la utilización de subproductos animales no destinados a consumo humano para la alimentación de determinadas especies. Esto significa que algunas explotaciones ganaderas, en régimen extensivo, puedan dejar en el campo los restos de los animales que mueran. Sin embargo, los requisitos que se establecen son bastante exigentes para el ganadero en opinión de APAG y no podrá acceder cualquier explotación.

Por su parte, la consejera de Agricultura, Maria Luisa Soriano  asegura que esta medida “favorece tanto a la conservación de las especies necrófagas, algunas de las cuales están en peligro de extinción, como a los ganaderos, al disminuir sus costes por la retirada de restos de animales y reducir sus pérdidas por ataques al ganado vivo por parte de algunas aves carroñeras”.

Mediante este Decreto se atienden, por tanto, dos necesidades históricas y muy reivindicadas por el sector ganadero y conservacionista. Por un lado, se favorece la conservación de las especies necrófagas, ya que alguna de ellas está incluida en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas -buitre leonado, alimoche-; y por otro se produce un ahorro de costes en la retirada y destrucción de animales para aquellas explotaciones que cumplan los requisitos que recoge la normativa.

Hasta ahora y desde la prohibición del abandono tradicional de cadáveres de animales en el campo, en Castilla-La Mancha la alimentación de aves necrófagas se regulada a través de la red de muladares y de las denominadas “zonas remotas”, ya extintas en esta región

Frenar los ataques sobre el ganado

El cumplimiento de la legislación sanitaria ha traído consigo la implantación de amplios sistemas de recogida de restos de ganado en el campo –que eran retirados y destruidos- y, con ello, la reducción de una parte importante del alimento disponible para las aves necrófagas.

El resultado fueron los ataques de estas aves sobre el ganado, que en concreto en la provincia de Guadalajara, ha afectado de forma importante a los ganaderos de la Sierra Norte, desde hace varios años. El ultimo ataque se produjo hace sólo dos semanas en el municipio de Galve de Sorbe, sobre un ternero nacido el día anterior,  propiedad del ganadero Miguel Esteban, que fue atacado por una bandada de buitres, sin que la madre pudiera evitar el desenlace.

 

Establecer “Zonas de Protección”

El  Gobierno central aprobó a finales de 2011 un Real Decreto (RD 1632/2011) que flexibilizaba la prohibición a los ganaderos de abandonar los cadáveres de los animales en el campo y abría la posibilidad de utilizarlos para alimentar a especies necrófagas en estas zonas de protección. La designación de estos nuevos espacios autorizados, al margen de los comederos o muladares hasta ahora autorizados, es competencia de las comunidades autónomas. 

Las Consejerías de Medio Ambiente, de acuerdo con las autoridades sanitarias de las diferentes comunidades autónomas, deben delimitar y aprobar las obligatorias “zonas de protección para la alimentación de las especies necrófagas”. Estas zonas incluirán los espacios protegidos de la Red Natura 2000, las áreas contempladas en los planes de recuperación de especies carroñeras amenazadas y todas aquellas zonas importantes para las especies necrófagas de interés europeo donde exista ganadería extensiva. Andalucía y La Rioja, han sido las primeras comunidades autónomas en declarar las zonas de importancia para la alimentación de las aves carroñeras y ahora les ha seguido Castilla-La Mancha.